Superliga Femenina

Inicio

Tenerife Libby’s se impone en una exhibición de buen voleibol

domingo, 13 de noviembre de 2022 21:48

Liga Iberdrola

Las locales sumaron dos puntos ante un Avarca de Menorca que se lo puso muy difícil. Pese a que el rival se llevara un punto del Pablos Abril de Taco, el Tenerife Libby’s La Laguna sumó un triunfo de esos que saben el doble. Y es que las blanquiazules, que venían con el cansancio propio de un desplazamiento a tierras húngaras, fueron capaces de mantener la concentración y la línea de juego para imponerse al Avarca de Menorca en el ‘tie-break’ (3-2). Meg Wolowicz cuajó su mejor actuación desde que arribó a la Isla (17 puntos). El equipo blanquiazul viaja desde esta misma noche para medirse el martes al Calcit Kamnik, en la tercera ronda de la fase previa de la CEV Champions League.  
Hacerlo fácil y que no se alargara en demasía, ese, en un inicio, era el propósito de un Tenerife Libby’s La Laguna que, a través de Aranda, atacaba con sus referentes por el centro de la pista. Así, llevó la presión al lado de la pista para que Bep Llorens se viera obligado a solicitar tiempo muerto (9-5). La interrupción frenó el magnífico parcial local, y las distancias se desvanecieron (9-9) y, como al inicio, el tanteador siguió igualado.
El partido era una exquisitez a ojos de los amantes del voleibol. Y es que el recital desde la recepción, donde Llabrés y Rodríguez sobresalían, era de primer nivel; ambos sabían de la importancia de los tres puntos. En lo que respectaba a los ataques, la velocidad en las almas era la tónica dominante. 
Y el equipo local, espoleado por su afición, despegó con tres puntos de Belly Nsunguimina. La receptora grancanaria entró en escena para neutralizar un bloqueo que se había centrado en las centrales blanquiazules. Entonces, la distancia se amplió (21-17) y Bep Llorens agotó sus tiempos. La reacción no fue tan significativa como la anterior; Juan Diego emuló estrategia e hizo que las suyas cerraran el primer set (25-21).
Y el equipo lagunero siguió apretando el acelerador. Sin tiempo para asimilar el revés adolecido en el primer set, el Avarca de Menorca se vio superado por los duros ataques de Niece y Lengweiler (7-2). El técnico visitante lo volvió a parar, y es que el Tenerife Libby’s no daba muestra de flaqueza en casi ningún fundamento. El servicio era el único lunar y, paralelamente, el sustento principal del cuadro balear (10-7). 
Y el Ciutadella salió del letargo en el que había permanecido hasta entonces. Con Iva Pejkovic al saque, las jugadoras de Bep Llorens se fueron hasta un 12-14, que hizo bullir a los aficionados locales. El cuadro rojo se lo empezó a creer y encontró huecos en el firme bloqueo local, sobre todo a través de Wanda Banguero. La situación requería de una reacción rápida y efectiva, pero no llegó ante un rival que se había reconstituido tras un mal inicio (21-25).
A partir de ahora, las papeletas para llevarse el triunfo estaban repartidas entre ambos contenientes, que lucharon por hacerse con la hegemonía en un set en el que el Tenerife Libby’s La Laguna fue el único capaz de irse de más de dos puntos (10-7); el bloqueo local, diferencial. 
En estos compases, Patricia Aranda volvió a tirar de sus fintas y buena dirección para poner en disposición a su equipo del 2-1, que finalmente se materializó con unas Julie Lengweiler y Belly Nsunguimina muy inspiradas. Otra de las figuras más importantes en la consecución del tercer set, Meg Wolowicz, que lo bloqueó todo y más. Mientras, Lisbet Arredondo hizo dos puntos decisivos para cerrarlo (25-20).
En el primer tanteo del cuarto set, Wolowicz siguió sentando cátedra de qué hacer y cuándo hacer en la red. La central norteamericana fue una pesadilla para sus adversarias, que doblegaban esfuerzos para intentar fabricar jugadas que le esquivaran (10-8). El Tenerife Libby’s se gustaba y comandaba el marcador por mérito propio. En estos compases, Patricia Llabrés protagonizó sendas salvadas que, a la postre, fueron convertidas en puntos. 
El Avarca de Menorca no daría su brazo a torcer, y consiguió ponerse nuevamente por delante con puntos de Amelia Portero y Maira Westergaard (14-15). Juan Diego García intentó darle continuidad al juego de su equipo, que seguía bloqueando y convirtiendo por cuatro con la capitana (21-21). No obstante, topó con la mejor versión de las rojillas, que acabaron por forzar el ‘tie-break’ (22-25).
Y en el cara o cruz, el conjunto local se impuso (15-11). Las ‘leonas’ pese al cansancio de las últimas semanas, se crecieron y mantuvieron la concentración e intensidad para imponerse ante un rival directo en la lucha por las primeras plazas de Liga Iberdrola. 
Informa Tenerife Libby’s La Laguna