Superliga Femenina

Inicio

Sanaya Libby’s La Laguna gana para firmar una vuelta sin perder

sábado, 22 de enero de 2022 19:01

Liga Iberdrola

Ningún equipo de la actual Liga Iberdrola se le ha resis-tido al Sanaya Libby’s La Laguna. Este sábado, el conjunto blanquiazul se impuso al Sant Cugat (3-0), el último rival que se le había atragantado en el presente curso. Lis-bet Arredondo y Belly Nsunguimina, con 19 y 14 puntos, respectivamente, fueron las máximas realizadoras de un plantel que volvió a brillar sobre la red. 
Leer bien el bloqueo. El trabajo de la semana se vio reflejado desde los primeros pun-tos del encuentro. Salir victoriosas del duelo sobre la red, era recorrer mitad de ca-mino hacia la victoria. Eso sí, las catalanas no lo pusieron fácil y supieron rearmarse con un parcial de 0-5. Newsome fue la arquitecta capaz de cambiar el juego y desac-tivar –por poco tiempo- a las blanquiazules (7-11). 
Juan Diego lo paró y el equipo reaccionó. Primero, merced a errores no forzados y, poco después, con la enésima irrupción de Lisbet Arredondo que, por las alas, neu-tralizó el doble bloqueo del Sant Cugat; no obstante, no fue hasta el punto 19 cuando el Sanaya Libby’s La Laguna volvió a poner el iguales. 
La paridad fue máxima y, en esos contextos, el Haris ha demostrado sobradamente que se sabe mover. Un doble bloqueo sobre zona cuatro y un zaguero de Lisbet Arre-dondo sirvieron para sentenciar el primer set (25-22). 
La inercia positiva, tal y como sucedió en la anterior jornada, llevó a las tinerfeñas a imponer su ley. Ya los ataques rivales no eran tan agresivos, y eso otorgaba más po-sibilidades a las blanquiazules (13-7).
Aranda leía bien y, además, salvaba bolas que parecían irse al abismo. El Sanaya Lib-by’s La Laguna, por trabajo, volvió a demostrar ser un equipo capaz de desdibujar el guion del adversario. La ventaja era suficiente y Juan Diego García apostó por rotar en ataque, donde Lucía Prol hizo dos puntos muy importantes para el definitivo (25-18).
 Las locales disfrutaban sobre la pista, y eso se notaba, sobre todo cuando le tocaba armar los ataques. Eso, sin desmerecer una defensa que no dejó caer ninguna bola en los primeros 26 puntos del que, a la postre, sería el último set del partido (25-20).
Informa Sanaya Libby´s La Laguna