Superliga Masculina

Inicio

Unicaja Almería vence a CV Teruel en un intenso partido

sábado, 07 de enero de 2017 23:00

Superliga Masculina

Está claro que esta temporada los duelos entre verdes y naranjas tienen mucho para ser discutidos. Los dos disputados hasta ahora se han ido a cinco sets, con una victoria para cada uno. El jefe de la Superliga recibía a su gran rival de los últimos tiempos, el CV Teruel, que llegaba al Moisés Ruiz en clara progresión en su juego. Además, estaba la incógnita de cómo sentaría la vuelta de vacaciones a ambos, y los dos demostraron estar en buen momento. Había que estarlo para afrontar una lucha que resultó tremenda, si bien Unicaja Almería fue el que permitió a los naranjas la capacidad de alargar el choque. Sacó muy bien el equipo de Molducci en las dos primeras mangas, restó mucho en esa faceta en las dos siguientes, y no mató con 20-15 en la cuarta.
El primer set comenzó con mando de los verdes, siempre por delante incluso con el doble de puntos en momentos clave. El reparto de responsabilidad, como siempre, estaba muy repartido, y anotaron los jugadores de punta y de centro, sumándose Io de Amo con un segundo toque y con un saque directo. Revivió tras el tiempo técnico Teruel con Bugallo tirando del carro hasta el punto de igualar en dos ocasiones, pero De Amo había regresado a su turno de saque y se hizo notar. Había entrado a la pista Mario Ferrera y el once blanquiverde se ‘mojó’ en defensa y ataque participando en una marcha firme, más fácil por el error visitante, hasta acabar con 25-19 tras un saque a la red de Xavi Folguera.
Era una excepción, porque el andorrano se lució desde fondo de cancha en varios momentos del choque. De hecho, así sucedió en el segundo set, en el que hubo un intercambio de puntos siempre con delantera para los naranjas, hasta que Israel Rodríguez dio la delantera en el tiempo técnico. Io de Amo se exhibió colocando a una mano para el ataque de Alemão en el 14-12, pero Bugallo no se resistía y puso el 15-15. Otro empate llegó en el 18-18 gracias a Folguera, pero varios errores de nuevo y el acierto de Parres por el centro pusieron de cara el set. Io de Amo hizo su segundo ace para el 24-19, y Altayó emuló a su colocador en el primer set mandando un saque a la red para el 25-20 final.
La tercera manga se dibujaría con idéntica igualdad en su desarrollo, pero con los errores cambiando de bando para acomodarse con Unicaja Almería. Mario Ferrera seguía firme, Alemão tiró de inteligencia y Borja Ruiz apretó el marcador. El pulso continuó, pero se notaba un tanto agotado al conjunto de Piero Molducci. Pese a ello, se igualó a 14 con un bloqueo de Borja, pero desde ese momento el estado de una desconexión clara pasó factura y Teruel se fugó con una renta cada vez mayor y todo fue rodado para los de Rivera hasta que Altayó firmó el 18-25.
El cuarto set continuó con la ‘pájara’ ahorradora, parecida a los dos primeros de la final de la Supercopa, pero siempre manteniéndose en pie. De Amo hizo otro saque directo para poner a los suyos por primera vez por delante e Israel Rodríguez continuó haciendo gala de su regularidad. Era el momento de Moisés Cézar, que saltó a la cancha para anotar con bloqueos y con un penalti para poner tierra de por medio. Con 20-15 y la dinámica indicando que se acabaría pronto el partido, Folguera entró al saque y descolocó a Unicaja con 7 puntos consecutivos (20-22). No había nada que hacer ante tanto error y se llegó al final con 22-25.
Se llegaba de nuevo al tie-break entre ambos, y eso también tenía que calcarse a la Supercopa. De hecho, la renta fue de 5-1 para los verdes, pero se empató más adelante (7-7), e incluso se puso por delante Teruel con un ‘ace’ de Radunovic. Reaccionó el líder y con Israel Rodríguez como protagonista se fue hasta el 14-10, cuatro bolas de partidos todas ellas desperdiciadas. Ereu en el saque, una vez más, hizo mucho daño, se llegó al 14-14, y la victoria ahorradora se tuvo que producir a la tercera oportunidad. Se cerraba un apasionante encuentro por 18-16 y mucha tensión sobre la cancha entre dos equipos que lo dan todo, que nunca se dan por rendidos y que no pueden dar por ‘muerto’ a su rival bajo ningún concepto.