Superliga Femenina

Inicio

SFV: Temporada 2013-2014

lunes, 5 de mayo de 2014 0:00

Carlos Carreño: "Hay que disfrutar de todo lo que hemos conseguido"

Si hay un miembro de la familia del voleibol español que estos días se encuentra especialmente en una nube, ese es Carlos Carreño. El entrenador disfruta de las mieles de su último éxito, el título de campeón de Superliga femenina, logrado la semana pasada dirigiendo al Embalajes Blanco Tramek Murillo, una corona liguera que culmina una temporada de ensueño para el técnico almeriense y que se suma a la espectacular lista de laureles que acumula una de las grandes glorias de este deporte.

“Es la recompensa final al duro trabajo que han realizado las jugadoras todo el año”. Así analiza el entrenador andaluz la victoria en Superliga femenina obtenida el pasado fin de semana, cuando su equipo, Embalajes Blanco Tramek Murillo lograba la tercera victoria sobre GH Leadernet en el playoff final de la División de honor de féminas. Con la copa que acredita como mejor equipo de la SFV, la escuadra murillense a las órdenes de Carlos Carreño certificaba un triplete histórico, después de haberse proclamado campeones de Liga, Copa y Supercopa. “He sentido el apoyo del grupo al verlas trabajar tan duro y eso a un técnico lo reconforta y lo llena de más ganas de trabajar”, declara el almeriense.

Y es que la demostración de potencial del conjunto riojano a lo largo de todo el año ha sido espectacular, con un balance de únicamente una derrota en 31 partidos, una cifra que ya forma parte de los anales de este deporte. La superioridad que ha demostrado Embalajes Blanco Tramek Murillo a lo largo de todo el año se ha reflejado en la unión y la tremenda eficacia colectiva que ha sabido imbuir el técnico almeriense, cuya labor de mentalización ha constituido una de las claves de los éxitos de las murillenses. “Vivir momentos como los que hemos disfrutado son el fruto de un grupo unido, comprometido, lleno de responsabilidad, de un equipo con mayúsculas”, analiza Carreño.

Un éxito tras otro

De esta forma, con el título de liga certificado el pasado fin de semana, Carreño completa una temporada mágica, llena de éxitos, la envidia sana de cualquier profesional del voley. Y tras los laureles, llega el momento de celebrar, siempre con la humildad que ha caracterizado a esta gloria de este deporte. “Hay que disfrutar lo conseguido e intentar explotar, siempre, con los pies en el suelo, las posibilidades reales que existen o existan de dar un pequeño paso adelante, siempre bien medido y con serenidad”, declara.

Y eso que Carreño tiene motivos para mostrarse exultante. El ex internacional español es una de las figuras más laureadas del voley nacional y una de de las pocas personalidades de este deporte que puede decir que ha ganado la liga como jugador, y como entrenador los campeonatos masculino y femenino.

Carlos Carreño protagonizó una época dorada con la camiseta de Unicaja Almería, equipo con el que consiguió títulos de liga y Copa y que le permitió alcanzar la cifra de 371 veces internacional con la selección absoluta. Ya como entrenador, el andaluz llevó a Unicaja Almería a nuevos éxitos en las competiciones domésticas y tal fue su espectacular irrupción en los banquillos, que fue designado mejor entrenador de Andalucía en dos ocasiones. Por si fuese poco, Carreño se atrevió con un reto que pocos afrontan, el cambio de voley masculino al femenino. Como entrenador de féminas, logró el título de Copa Princesa con el Feel Volley Alcobendas y ahora con Embalajes Blanco Tramek Murillo ha conseguido el triplete.

El carácter triunfador no sólo se demuestra con el día a día sino también con el deseo de seguir avanzando. Por eso, Carlos Carreño ya tiene la vista fija en su próximo objetivo. Un brevísimo periodo de descanso y el andaluz volverá a la pista, esta vez con la selección absoluta masculina. Como ocurre cada época estival desde hace cuatro años, Carreño se viste con el uniforme del combinado nacional masculino, en el que ejerce de segundo entrenador. La experiencia del almeriense se torna vital en la intensa temporada que afronta el equipo absoluto, que tiene este año los compromisos históricos del Preeuropeo y de la Liga Mundial. El equipo nacional estará en cualquier caso de enhorabuena; tendrán la admirable asistencia de la ilusión, el trabajo y los éxitos de Carlos Carreño.